lunes, 31 de diciembre de 2012

Debajo de la Parra / 1

Todos los mitos fueron mecidos por olas: nanas que carcomen el raiciocinio continental. Si éramos una simple familia de trabajadores: fiambrera, minifundio vital. Pero al mar también Penélope mirando puso su olla al fuego.