jueves, 28 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 28

El poeta es
un trabajador autónomo
una pequeña
y mediana empresa.

El poeta es
un trabajador
contratado por horas
un vendimiador
un recolector
de falsas promesas.

Debajo de la Parra / 27

Todo lo que sea repetir la cifra diez constituye una ficción, una línea al fondo que veo pero nunca alcanzo.

lunes, 25 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 26

Si hubiese entendido algo de contabilidad ahora sería un espectro de humo que atravesara vicisitudes hasta una cúpula o una bandeja de entremeses.
Pero soy de la cuenta la vieja.
Confío en mis dedos.
Aún.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 25

No discuto la ciencia pero conocer a una manzana por "francesa" es presumir de que el adjetivo aspira a subir en el escalafón de la gramática. Lo que ocurre es que "francesa" es gentilicio, dicho de otro modo, lo que sucede es que se trata de una manzana con vocación de estado; una fruta que, madura, se puede caer del árbol. Como la política. Como la historia. Como los recuerdos.

jueves, 14 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 24

Bowie ha vuelto. Con una bola de cristal vacía en la mano. Ha vuelto. Como un pierrot de arena. Temeroso de que el amor se convierta en una eventualidad. Bowie ha vuelto. De su esfera  vacía caerá una nieve manuscrita. Sólo para nosotros, Marta. Sólo para nosotros.

Lisboas / 4

llegaste de los remotos desiertos africanos donde
sembraste tormentos e hijos negros

te enrollas ahora el paño ardiente del tiempo
de lisboa - rasgas el sueño en tiras dolorosas
e intentas navegar por las rutas marinas

pero la nostalgia por los que partieron y ahora
se aproximan a esta voz - contempla
un imperio de navíos vacíos

y tú
bajo el sol cruel - perdido de mirada en mirada
jugándote la vida contra el sucio casco de los transbordadores
vagas
por los callejones en busca de un rostro que imite
la felicidad de la voz perdida - o un cuerpo cualquiera
para fingir el sueño junto al tuyo

pero lisboa está hecha de hilos de sangre
de provincias
de esperas delante de los cafés
de vacío bajo un cielo plomizo que ensombrece
los jardines de estatuas rotas

hay un presentimiento de sueño sin fin
te refugias en un cuarto de pensión y dormitas
todo el día - hasta que lisboa te olvide


("Huerto de incendio", Al Berto)

lunes, 11 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 23

Detén al fotógrafo; que no nos arree con otro reportaje de boda. Que los novios se queden solos  en este día especial. Que los invitados manteen al fotógrafo, que le regalen una cámara de feria. Que se vayan todos por donde vinieron. Pero que no se vayan las hormonas melancólicas; las cursilerías fisiológicas.

Debajo de la Parra / 22

Si preguntas, te contestaremos con un exabrupto. Nosotros no queremos decir nada. No tenemos nada que decir. Haced caso a Handke. Lo curioso, lo excepcional, es tener algo que escribir. Y entre lo dicho y lo escrito también hay un trecho, así, sin la retórica amable y pegadiza de la rima.

viernes, 8 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 21

Me rajo de tanta primera persona del singular. De comprar en todo a cien y luego presumir de capital de provincia. Me rajo para mirar el nacimiento irrepetible del color verde. Me rajo por oler los tomates recogidos cuando la niña del puesto grita: ¡compre vida sana!

¿Y entonces?

ENTONCES, baila con un extranjero.
Escógelo al azar, bobo aliado
a quien le salen bien siempre las cosas.
Dolor habrá bastante,
siempre hay dolor latente
                                      y aéreo
                                               y expuesto:
no le tengas fe ahora,
                                   eso vendrá después.

Y cuanto más oscura su certeza
más lento el baile.


(Jorge Riechmann, "Baila con un extranjero")

domingo, 3 de marzo de 2013

Debajo de la Parra / 20

Mi hermano Marcos Canteli acaba de aseverar. Aseverar es cosa fucsia: traducir un poema es un acto de melancolía. Qué bonita república la nuestra: melancólicos insensatos haciendo la parodia del ciudadano cabal. Que no digan que no hacemos por el bien común. Pero que me devuelvan a Huidobro. A poder ser en prime time.

Debajo de la Parra / 19

Y si la imaginación fuese lo real, en qué cabeza cabe entonces la realidad: ¿es el opio del pueblo? ¿la pescadilla que se muerde la cola? ¿una nueva entrega de "Loca Academia de policía"?