jueves, 26 de diciembre de 2013

Perro ladrador / 14

Las palabras.
Son duras.
Todo
porque no
se han olvidado.
He crecido.
No en el retrato.
Sé que apretaba
en lo más hondo
un frío enorme.
Materno indulgente.
Vaticinado.

Tras leer "Blanco nocturno" de Ricardo Piglia

Es política la posición del detective: dudar de todas las versiones. No sé si solitario, pero seguro que harto de trajinar con evidencias.

Perro ladrador / 13

El pelo.
Se había
secado.
Era
un tiempo
cantando.
Caían
del otoño
nuestros brazos.
De abandono
en abandono.
Destrenzando.

Tras leer "ESFERAIMAGEN. Sierpe de Don Luis de Gongora. Las imágenes posibles" de José Lezama Lima

Seres tan esdrújulos como todo aquello que veneran. Ubicar la tilde en la antepenúltima sílaba, sin excepción, inclinarse al exceso con acusado sentido del ritmo.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Lengua blanca, blanca novela

La crisis literaria es poética: los narradores no leen poesía, no están habilitados para narrar porque no pueden ni saben escuchar; no leen poesía porque son unos brutos, no demuestran la mínima sensibilidad hacia las palabras que usan; la mayoría escribe en una lengua blanca, transparente, casi española, imitando al español, quizá porque están más preocupados por ir a un festival pijo o a una ciudad famosa... ¡Corríjanse las subordinadas, pero el léxico no! (Guillermo Saccomanno en "Babelia")

sábado, 21 de diciembre de 2013

Perro ladrador / 12

Se perdía
improvisación.
Los pies
en la tierra.
Deseo
de ser
madrugada.

Tras leer "El lenguaje de las fuentes" de Gustavo Martín Garzo

Esa Historia Sagrada en la que tanto confías hizo de mí un ermitaño entre vecinos; un amante que atenúa su remordimiento junto a los animales de labranza y los arboles centenarios.

Cancionero de mano / 32

Yo era un tipo
pegadizo
y sin complicaciones.
Cuando todos estábamos
enla línea de salida.
El candidato perfecto
para llegar
fuera de control.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Tras leer "Luna de lobos" de Julio Llamazares

En la entraña del miedo nos latía una curiosa felicidad: la de no sentirnos diferentes de cualquier alimaña o de los matorrales tras los que nos ocultábamos. Silenciosos, adoptados por los rigores y el celo de la madre naturaleza.

Perro ladrador / 11

Que se desprenda
un fruto
al pasar
extraviado.
Y el rostro
abierto
al día,
a su espeso
ramaje.

Cancionero de mano / 31

El punk,
la chaqueta de lana
heredada
del hermano mayor.
Los noventa:
nos sentamos
en las sillas
de un salón parroquial.
Kurt Cobain,
Jesucristo que se pasó
con el tinte.
Resistir,
el Espíritu Santo:
su insoportable olor
a cerrado.

martes, 10 de diciembre de 2013

Tras leer " Su sombrío" de Marcos Canteli

Había una historia de amor en aquel parque de atracciones abandonado donde aún palpitaba alguna luz de color. Decidimos entonces anidar, enraizar en lo improbable.

Perro ladrador / 10

Mi tristeza
un mechón blanco.
No es cierto
que se avance
con el tiempo,
tan solo
se reincide.

Cancionero de mano / 30

Si el ejército
fuese,
sotabarba y lumbago,
sesentones que
añoraron ser
jovencitas.
Felinas con las
uñas pintadas
una tarde de fútbol.
Si en la ofrenda
a los caídos
boas de pluma
gotelé sentimental
de Miguel de Molina.
Si Arriba España
tuviera únicamente
un estricto sentido
sexual.

Debajo de la Parra / 71

Pintaría las palideces de vidas interpuestas. Desnudaría al figurante, lo empujaría a cometer actos impuros. Conmigo, con el desconocido que no cincela renta ni cumple
los arrebatos, el instinto
también son felicidad
quién dicto el regocijo, quién amañó
el calendario. Quién le manda.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Tras leer "Bajo zarpas de la quimera" de Emilio Adolfo Westphalen

Puede ser mientras pide un cuarto de pan poco hecho. Le asalta la duda perenne: ¿quién se acerca a un poema en busca de seguridad? Quehacer diario de la extrañeza: descorrer un velo cada minuto, practicar un lenguaje bautismal.

Perro ladrador / 9

En tu seno
la justa melodía.
Un croar,
un balido:
la naturaleza
arropada
al caer
un suburbio,
al apagar
la lamparilla
para ser
perpetuos.

Cancionero de mano / 29

Mira qué tonto
no saber
que cuando
te quejas de frío
me estás dando
una nueva
oportunidad.
Mira qué tonto
no saber
que cuando
te quejas de frío
es tu pequeña
forma
de avanzar
tu diminuta
forma
de retroceder.