viernes, 27 de junio de 2014

Papeleras y bancos (mudanza)

La libertad, nadie la quiere.

Mirar de frente a la luz,
buscar el punto más oscuro
que se parece a un abanico,
a un bosque negociando sombras.

La basura y el dinero son la única estación
donde se para y se contempla
la desfigurada historia.

Alguien acaba de morir y por su cerebro
corre un arreglo entre virtudes y accidentes.

Crepita la mañana sobre papeleras y bancos.

(Luís Quintais)

martes, 24 de junio de 2014

Poema (mudanza)

Se hace la luz por el proceso
de eliminación de las sombras
Ahora las sombras existen
las sombras tienen exhaustiva vida propia
no de uno y de otro lado de la luz sino en su propio seno
intensamente amados        locamente amados
y propagan por el suelo brazos de luz cenicienta
que se introducen por el pico en los ojos de los hombres

Por otro lado la sombra dicha la luz
no ilumina    realmente    los objetos
los objetos viven a oscuras
en una perpetua aurora surrealista
con la que no podemos contactar
sino como amantes
de ojos cerrados
y lámparas en los dedos    y en la boca

(Mário Cesariny)

Debajo de la Parra / 89

LA HIJA DEL SEGADOR

En 2014 una chica de pelo furioso rescató de la cazuela dos y tres canciones que hablan como si se pudieran tocar. La chica de pelo furioso: políglota y elemental, una combinación inadmisible para embajadas y ministerios.

viernes, 20 de junio de 2014

Perro ladrador / 47

El niño corre:
vive siempre
fuera del otoño.

Odas (mudanza)

Coronadme de rosas,
Coronadme en verdad
       De rosas -
¡Rosas que se apagan
En la frente  apagándose
       Tan pronto!
Coronadme de rosas
Y de hojas breves.
        Y basta.

(Ricardo Reis)

lunes, 16 de junio de 2014

Robar (mudanza)

Si tuviese que robar,
robaría así:

palabras, una caja negra
ofrecida por alguien
que amé,

y que, hoy, tantos años después,
aprendí
a abrir.

(Luís Quintais)

viernes, 13 de junio de 2014

Perro ladrador / 46

Bailaban
durante años
las palabras.
Con ellas
soportaba
mi edad,
el artificio
de los dedos.
La oquedad,
la transparencia.

Oda (mudanza)

Seguro asiento en columna firme
    De los versos en que fijo,
Ni tomo el reflejo innúmero futuro
    De los tiempos y del olvido;
Que la mente, cuando, segura, en sí contempla
     Los reflejos del mundo,
De ellos se convierte en plasma, y al arte el mundo
     Crea, que no a la mente.
Así en la placa el externo instante graba
     Su ser, durando en ella.

(Ricardo Reis)




Canción de una sombra (mudanza)

Ah, si no fuese la niebla de la mañana
Y la vieja ventana donde me
Asomo, para escuchar la voz de las cosas
           Yo no sería lo que soy

Si no fuese esta fuente, que lloraba,
Y cómo nos cantaba hasta que se secó...
Y este sol con el que comulgo de rodillas
           Yo no sería lo que soy

Ah, si no fuese esta luz lunar, que llama
A los espectros a la vida, y se filtró
Como un fluido mágico, en mi ser,
           Yo no sería lo que soy

Y si la estrella de la tarde no brillase;
Y si no fuese el viento, que acunó
Mi corazón y a las nubes, en sus brazos,
            Yo no sería lo que soy

Ah, si no fuese la noche misteriosa
Que mis ojos de sombras pobló,
Y de voces sombrías mis olvidos,
            Yo no sería lo que soy

Sin esta tierra profunda y el profundo río,
Que abre las alas en claro vuelo;
Sin estos yermos montes y arboledas,
             Yo no sería lo que soy


(Teixeira de Pascoaes)


jueves, 12 de junio de 2014

Paper life (mudanza)

En memoria de mi vecino Al Berto


Escribía cartas, el modo residual de habitar la luz.
Sines era ciertamente un esquife. Pero también Lisboa.
Anónimos y mortales son ahora los días

en el metro cuadrado en que lo recuerdo
¿Entonces vecino, siempre leíste a Michaux?
A mi encuentro acuden, continúan acudiendo

las alas  de los sombreros de sol.
Me levanto saludándolo. Me habla del dolor.
De los innumerables proyectos

que le ocupan el tiempo:
de la casa ordenada por última vez,
por una transparente métrica de nuevo dibujada.

Ordenadas las ideas, nos rodea el sueño perdido
y después el olvido
de una calle periférica.

Amaba la toponimia, y ahí la tiene,
toponimia de arrabal, como siempre pretendía.
Mejor máscara será el polvo acumulándose sobre los libros.

Un hombre se eriza de frío al caer la tarde.
Lleva las manos a los bolsillos y retira un gorro de lana.
De alas arruinadas, vuela en el éter

burlándose de la gravedad que lo aniquila.

(Luís Quintais)

Perro ladrador / 45

El barro
se siente
no se demora.
¿En qué pan,
en qué ropa
se fragua?

Perro ladrador / 44

Pude ser
un nudo
o
un preludio,
un grifo
mal cerrado,
un ruido solar.

jueves, 5 de junio de 2014

Perro ladrador / 43

No te entretengo:
es poca cosa
la vida.
No cambiará
nunca.
Como la llovizna
que cae:
tres o cuatro
palabras.

Perro ladrador / 42

Las olas,
la memoria.
Las sucesiones,
las variaciones,
las permutaciones.

Debajo de la Parra / 88

IBEX 35

En mi organigrama de empresa, Max Estrella es el jefe de personal: encarga trabajos absurdos pero optimistas; reduce a cada ministro al tamaño de una gragea y ya saben Uds., en caso de medicación, imprescindible un protector estomacal, que ya tenemos a estas alturas el alma en bilis, el puño en un corazón .