viernes, 26 de agosto de 2016

Cancionero de mano: Almanaque

Hay
un
instante
a
primeros
de
diciembre:
los
relojes
se
paran,
se
apagan
los
ordenadores,
las
máquinas
de
café.
Hay
un
instante
a
primeros
de
diciembre:
no
recuerdo
el
porqué
ni
tampoco
el
cómo

No hay comentarios:

Publicar un comentario